sábado, abril 18, 2015

DEJA DE HACERLO

Fuimos a su casa en el centro de Madrid, él tenía dolor en una de sus piernas, le habían operado años atrás de la rodilla derecha por haber tenido un accidente; era consumidor crónico de alcohol y de tabaco, y quizá de otras drogas también; su habitación parecía a un viejo antro en donde resaltaba el olor a humo y alcohol; él tenía 30 años, era muy joven para padecer de dependencia; le pregunté si quería dejarlo, me dijo que sí, pero que había fracasado varias veces; me dio la impresión que su madre de alguna manera colaboraba en su adicción sin quererlo, que para ella era un caso perdido, que era mejor tenerlo en casa sin poner ninguna norma que dejarlo ir a la calle, un verdadero dilema.
Me pregunté cuando sería el momento de dejarlo, yo recordaba a otro paciente similar, el de la calle "Argentina", que si pudo hacerlo, este ejemplo aparentaba de difícil solución pero se podría intentar... Con ayuda o sin ayuda siempre estaremos a tiempo para dejar de hacerlo.
Dejar de hacer lo que te inmoviliza es posible; deja de hacer lo que no te gusta, deja de hacer lo que molesta a los demás cuando traspasas sus fronteras, deja de consumir sustancias psicoactivas; si consumes alcohol hacerlo con moderación, y si tienes suficiente poder adictivo simplemente no lo hagas; si fumas deberías dejar de hacerlo, existen terapias antitabaquismo de mucho éxito (chiclets, parches, bupropion, vareniclina, etc), nunca es tarde para empezar una vida sana.
Estoy seguro que tu tienes mas ejemplos dentro de ti para dejar de hacerlo, si dejas de hacerlo tu autoestima se verá fortalecida, la autoestima no solo implica el poder mental, sino también el poder físico, hay que practicar un estilo de vida saludable para sentirnos bien.
Dr. Amilcar Rios


Foto: AR Rios: Córdoba (España, Ene-2013) 
Sígueme en Twitter: 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario