lunes, enero 05, 2015

EL CAPÍTULO DOCE

Cenote X´canche - México
      "Ellos están demasiado ocupados como para fijarse en lo hacen sus vecinos", es la frase con la que empieza el capítulo doce, el último, para el gusto del "Cazador" el mejor de todos; a veces solo le bastaba leer este capítulo para entender lo ideal, lo que debe convertirse casi en lo mas normal, este libro tuvo que leerlo para tratar pacientes con adicción a drogas, él lo afirmaba con esas ganas de cambiar el mundo y así dejar de lado los pensamientos negativos que inmovilizan a la gente.
       El libro le ayudó a hacer frente a la adversidad, al mal humor, a la ansiedad, a la tristeza, al fracaso y a otras cosas mas. Precisamente decidió leerlo porque algo habría que compartir con los pacientes, la medicina no solo es aspecto físico sino también mental; para él y para ellos que mejor que seguir el ejemplo de Wayne Dyer, hay que sacarse de una vez todas esas "zonas erróneas" que "habitan" como algo normal en nuestro cerebro.
       En el libro se decía que las personas libres son aquellas que tienen cualidades muy particulares, estas no dependen de aspectos raciales, tampoco socio económicos, ni sexuales. Las personas libres son aquellas que disfrutan prácticamente de todo, se sienten cómodos casi en todo momento, son curiosos, capaces de tolerar el calor o el frío; si algo no les gusta no pierden el tiempo quejándose y lo asumen como algo que puede suceder, sin desesperarse y sin buscar la perfección; si uno mira en su entorno se dará cuenta que a menudo encuentra a gente que prácticamente se queja de todo.
       A la gente libre les gusta salir de excursión, de ir al cine, leer, visitar una ciudad, contemplar los animales, las montañas, disfrutar de un concierto; y si algo no sale bien, no pierden el tiempo lamentándose. Ellos son gente sana que esta libre de sentimiento de culpa, si algo les parece mal te lo dicen a la cara en un tono normal, sin ser agresivo en sus palabras ni sumiso tampoco, viven el presente, sin desesperarse en lo que pasará en el futuro, ni tampoco lamentándose por lo que sucedió en el pasado. No son manipuladores, ni tampoco podrás manipularlos, nunca se enfadarán contigo, sino simplemente no te harán caso, porque han superado la irá, en vez de combatirla han aprendido a no sentirla.
        Es gente sana notablemente independiente, aunque sienten un gran amor por su familia, piensan que la independencia es mas importante que la dependencia, les gusta hacer las cosas por si mismos, no les gusta depender de los demás, pero en el trabajo saben hacerlo correctamente en equipo. Son capaces de funcionar sin la aprobación y el aplauso de los demás.
        Saben reír y hacer reír, no se ríen de la gente, se ríen con la gente que es un planteamiento tan distinto, triunfan porque van hacia adelante por mérito propio, no esperando el fracaso de los demás; son gente que se acepta a sí misma sin quejas. Son honestos, sus respuestas no son evasivas; consideran que la mentira es una distorsión de su propia realidad, entonces no lo hacen.
Son agresivamente curiosos, no tienen miedo al fracaso, siempre están motivados para crecer...

                                                               BASADO: En el libro de tus Zonas Erróneas de W. Dyer.
Amilcar Ríos.

Foto: AR Rios: Cenote X´canche-Yucatán (México-Nov 2014) 
Sígueme en Twitter:  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario