sábado, septiembre 21, 2013

RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS


... Preocupado por el abuso y el mal uso de los antibióticos, "El Cazador" me escribió una nota, y me dijo que a menudo le preocupa que tras un resfriado común se usen antibióticos sin control, aún en "el chip" de la gente de a pie existe el "bulo" que tras usar un antibiótico te vas a recuperar mas rápido, sin embargo esto es una grave falacia; se ha demostrado que el 99 por ciento de infecciones respiratorias altas son de origen viral (no de origen bacteriano como para usar antibióticos) y bastarían en su tratamiento lo siguiente: el uso de algún sintomático como el paracetamol (acetaminofen) si es que no hay contraindicación, ingerir líquidos, y guardar algo de reposo. Un antibiótico no sirve de nada cuando el origen es viral; pero si en el transcurso de los días (por lo general pasados 4 días) hay signos de una complicación bacteriana (sinusitis, otitis, neumonía) entonces podría usarse algún antibiótico y esto es una situación rara.  Situaciones como esta contribuyen a un mal uso de los antibióticos y por tanto el continuo incremento de la resistencia de las bacterias; esto se traduce que en el futuro cada vez habrán menos posibilidades terapéuticas cuando  haya que tratar una infección; el descubrimiento de nuevos antibióticos por la ciencia no va a la velocidad con que se esta generando resistencia a los antibióticos. En EE.UU, según un informe del año 2013 del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), cada año se producen 2 millones de enfermedades graves en relación a infecciones resistentes a antibióticos, esto favorece a que se usen medicamentos mas costosos,con mas efectos adversos y con mas dificultades para su administración; así mismo al año en EE.UU. mueren alrededor de 23 mil personas por infecciones resistentes a antibióticos.
La resistencia a los antibióticos se produce por múltiples causas, cuando erróneamente se usan para infecciones virales comunes, y en esto tiene mucho que ver la automedicación, y la venta de antibióticos sin la previa receta de un médico; cuando se usan antibióticos de amplio espectro en infecciones que no las necesitan; un antibiótico de amplio espectro es como "usar una bomba atómica para matar un pequeño animal";  por lo general antes de tratar cualquier infección que se sospeche es de origen bacteriano, se debería recoger una muestra para hacer un cultivo y si en los resultados (antibiograma) la infección es sensible a un antibiótico de espectro reducido, entonces hay que usar o cambiar a esté último; es como ser mas selectivo con las bacterias que vas a tratar.
Claros ejemplos de resistencia a antibióticos, son el aumento alarmante de tuberculosis resistente a los antibióticos en todo el mundo, esto se debe por lo general a que muchos pacientes abandonaron el tratamiento antes de finalizarlo (lo habitual son seis meses de tratamiento) por sentirse aparentemente bien, o también porque se infectaron previamente por una bacteria que ya era resistente; la resistencia a infecciones urinarias a quinolonas (un tipo de antibiótico) en algunos países están creciendo a gran velocidad, muchos pacientes no tienen acceso a un cultivo de orina previo antes de iniciar un antibiótico y esto lo favorece; en las infecciones de transmisión sexual como la gonorrea se están identificando cada vez mas casos de resistencia. Antiguamente muchos tipo de neumonías eran sensibles a un antibiótico tan simple como la penicilina, ahora ya no, el abuso en el tratamiento con antibióticos de los "resfriados" han influido claramente que eso ya no sea así.
En la lucha en contra de la resistencia de antibióticos estamos inmersos todos, desde los pacientes que no deben automedicarse hasta el personal médico que debe estar en continua capacitación para tratar las infecciones de acuerdo a su entorno donde trabajan. En algunos países la venta de antibióticos se restringe a aquellas personas que muestran una receta, esto también sería una medida eficaz.


Foto: AR Rios. Parque Metropolitano, Ciudad de Panamá (Panamá, diciembre 2010)
Dr. Amilcar Rios Reyes , médico de familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada